El tiempo esta parado,
yo corriendo, busco una nueva vida,
las oxidadas agujas de mi reloj, congeladas
marcan mi soledad, indican el camino
que me aleja de tu sonrisa.

Por un largo y eterno camino,
recuerdos voy dejando atrás,
en el olvido,
te he dejado,
he aprendido a no llamarte más.

Infinito camino el que recorro,
un bulevar repleto de miradas
perdidas, abandonadas,
desoladas, rotas,
miradas,
deseosas de encontrar unos ojos
que reflejen esperanza.

Jorge