¿Y por qué no?


Ayer llegaba a la playa acerca de las dos de la tarde. Estaba cansado y el Sol quemaba mis ánimos y mi piel. Era tan fuerte el calor que, como no tenía prisa por comer, decidí ir a darme un baño aunque fuese yo solo.

Cuando llegué a la playa estaba casi desierta, la arena desprendía un fuerte calor que agobiaba y no dejaba ser pisada por cualquiera que se lo propusiera y el mar parecía demasiado calmado. No dudé ni un segundo y me metí en el agua.

Estaba acostado en el agua mirando fijamente a la orilla cuando un chaval amigo mío se me cruzó en la mirada. Así que salí a saludarlo y me quedé un buen rato hablando con él.
Lo conozco desde el año pasado, es un tío algo callado aunque simpático, un mero deportista y un chaval que tiene las cosas muy muy claras.

Estuvimos hablando de todo un poco pero hubo algo que me llamó bastante la atención. Ambos compartimos aficiones por deportes extremos (snowboard, skate, windsurf, kitesurf, etc..) pero había uno del cual tenía ganas de probar, el surf.

Este deporte de origen hawaiano le había cambiado la vida. Por lo que me estuvo cuando hacía surf volvía convertido en otra persona, era una droga, un vicio bueno que cada vez le tenía más enganchado. Indescriptible era la palabra que utilizó para nombrar aquella sensación que da volar sobre las olas, montándose sobre ellas, cogiéndolas o atravesándolas mientras escuchas el sonido del agua rompiendo bajo tus pies.

¿Y por qué no probar?

Es ese tipo de deportes que a mí me gustan, sin presión, sin disciplina, sin reglas… Todo a tu manera, todo como tu quieras que sea.

Este verano se caracteriza por dos etapas. La primera la paso en Los Nietos, playa en la cual veranero desde que nací y en la que me he criado. Aquí tengo a este amigo que ya me ha invitado a ir a surfear con él y con varios amigos más, yo por supuesto encantado :). La otra etapa la paso en Cadiz, Algeciras concretamente. Allí tengo a varios amigos que disfrutan del agua, y un familiar cercano que practica el kitesurf.

Es un buen momento para empezar a disfrutar del agua como a mi me gusta, y si se puede, convertir el deporte en un estilo de vida.

Gonkasevilla Blog
By | 2016-10-19T18:09:33+00:00 julio 9th, 2009|EGO|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment