Veranos. Cita veraniega conmigo mismo

No. No se puede salir a la calle. Hay tanto miedo a quemarse como a pasear por las calles de Londres. Y es que,  levantar la persiana para ver blanco sobre blanco a veces se convierte en una inaudita travesía. Ya dejaron de llenarse las nubes de agua, al menos hasta...